jueves, marzo 27, 2003

Un brindis con un licor muy especial, y muy añejo, marcó la llegada al mundo de mi hermana pequeña. Una niña que transfirió alegría a unos chicos, que a pesar de tener sólo 30 años, ya habían engendrado a tres hijos varones.

Años después de aquel brindis, se inició una catástrofe doméstica. Mi hermana pequeña conoció ese amor que duele porque no cabe dentro. Pero se defendió con decisión y arrojo...

Hoy mi hermana (que ya no es pequeña) cumple 21 años. Por eso dedico este post, a los que han tenido la certeza de saber lo que aman, así como la valentía para luchar por ello.

Felicidades hermana pequeña.

miércoles, marzo 26, 2003

En la entrada a la ciudad donde vivo, hay un cartel que dice algo más o menos así: “Bienvenidos al hogar de Miss América 2003”.
Y yo estaba patidifuso con mi vecina reina porque es el tipo de personaje que expone sin tapujos: "I have never taken drugs; I have never tasted alcohol; and I am still (sexually) abstinent and will remain so until marriage."
Por eso cuando leí que el pasado lunes hubo un nuevo concurso de Miss USA, sentí un alivio temporal. Sin embargo, al preguntar a los nativos, me he enterado que se trata de dos concursos diferentes, y que el Miss América es preparado por grupos de ideología conservadora. Mi gozo en un pozo.
Pero me ha dado una idea. Yo propongo seguir este modelo en otros países y tener varias reinas (o reyes, of course) de belleza apropiados para cualquier plataforma. Por ejemplo, se me ocurre la nueva “Miss EsPPaña”, que esté también a favor de la castidad, y por supuesto, de la guerra.
Ahora, para que este acorde la imagen con el objetivo... ¿ Le dejaremos bigote?

martes, marzo 25, 2003

Hoy me apetece hablar de mi buen amigo J.
Sin pedirlo, J. me echó una mano cuando más lo necesitaba. Yo sólo tenia una radio y un vaso de cerámica que se rompió en el viaje. J. me invitó a su casa, me dejó una familia postiza y me sacó de mis domingos solitarios.
También aprobé un curso que tenía pendiente. Con J. aprendí a sacar de cada persona, una nueva experiencia. Creo que le dejé a J. la valentía para buscar los cambios.
Hoy tengo más cuatro años sin verle. Le llamo en navidad y cuando coincidimos en el mismo terruño.
Algún día nos sentaremos detrás de la espuma de una cerveza y será como si el tiempo no hubiese pasado. Salud J.

lunes, marzo 24, 2003

Me he encontrado, por accidente, un reciente estudio de la Universidad de California que dice algo más o menos así: “Hombres y mujeres, independientemente de su orientación sexual, les importa más una infidelidad sentimental de su pareja que una infidelidad sexual” (Harris,CR 2002).
Me acordé entonces de esa canción llamada el jardín prohibido, en la que el autor no convence a nadie y me pregunto: Si el estudio del “beach boy” es cierto, ¿Cómo explicas que realmente no ha habido sentimiento?

domingo, marzo 23, 2003

Hoy me dijo mi querida C. “Tienes que ser más positivo...” joder, por qué siempre tienes la razón... Cuando me afectaban los cambios de la adolescencia, y estaba triste y melancólico sin saber porqué, mi madre decía: cuenta tus dones... cuenta tus dones. Y este fin de semana en casa ha sido extraordinario. Gracias C.

Algunas personas parece que tienen un mundo interior más profundo que otros. Una vez me dijo un chico el mismo día que le conocí: “People from your country are vain” (los de tu país son superfluos) y yo pensé que era un mal educado. Yo no le digo ese tipo de cosas a alguien que recién conozco. Pero después de analizarlo un poco casi le doy la razón. ¿Somos algunos más vacíos y triviales? ¿Es porque tenemos menos mundo interior? ¿Hay alguna medida? ¿Será una cuestión genética o ambiental? Y los que vivimos más los estímulos externos, ¿sufrimos más que “los otros” por su falta y por su exceso?
¿Necesitaré a un “decorador de interiores” que me “arregle”? Y si lo logra, y me da la vuelta como un calcetín, ¿me gustará lo que queda después?
Aquí no hay conexión “wireless” de internet. Tengo que cambiarme de café.