lunes, marzo 22, 2004

Esta jaula de oro

Intenté escapar y no pude,
intenté abrir las alas,
y las encontré entumecidas.

Ahora me persigue el ahogo,
de la claustrofobia
que hay entre dos preguntas.

una vez me dijiste:
"no sabes querer"